Valga la redundancia…

En breve empezamos con los viajes vacacionales.

Esperando no ser pesado, voy a rescatar una entrada de hace un tiempo que creo es interesante.

De hecho, ayer estuvieron con este tema en una tele de por aquí.

CINTURONES DE SEGURIDAD TRASEROS

No voy a insistir en los cinturones de seguridad delanteros, cosa que tenemos bastante clara ya.

Voy a hablar de los traseros… quiero decir, de los cinturones traseros.

Mucha gente, cuando te lleva en su coche, te deja a ti la decisión de abrocharte o no el cinturón de pasajero delantero o trasero, porque en caso de que os pare la poli la multa la pagarías tú.

La cuestión aquí es que tú, pasajero, dentro de un coche eres un bulto de 70 kilos. (me disculparás, aproximadamente)

En caso de accidente, aparte de matarte tú, al moverte por el habitáculo, te vas cargando a tus compañeros de viaje.

Os pongo un par de videos de pruebas (crash tests) con muñecos (dummies) para que lo pilléis y no ser muy macabro.

Primero lo hacen con cinturón y luego sin él. Ojito cómo tu pasajero (imagina) te mete las «rodillacas» en los riñones… Algunos lo llaman efecto elefante, fíjate que se carga tu asiento… Se dice que el «bicho» de detrás alcanza una fuerza equivalente a algunos miles de kilos.

He tenido que cambiar el video… porque han quitado el otro, pero en este también se ve bien.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=QQNe4uTxJ38&hl=en&fs=1&]

Este otro también precioso. Tu simpático acompañante antes de salir por la ventana, te pega unos cuantos viajes. Bien muertecitos todos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=UthhJLekANU&hl=es&fs=1]

Así que cuando viajes, que todo el mundo se abroche el cinturón porque es algo que os afecta a todos.

Con la misma idea, es interesante no llevar carga suelta dentro del habitáculo, usa el maletero.

Para irnos con una sonrisa os dejo este otro video

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=BwM6ib0zeNg&hl=es&fs=1]

Impagable la colleja final.

Llegó el verano

Hola a todos

Permitidme primero que comparta mi alegría con los que me leen…

¡HEMOS LLEGADO A 20.000 VISITAS!

La verdad es que había pensado en escribir hasta ahora y ver si valía la pena seguir o no.

Como el resultado ha sido estupendo, le daremos un poco más.

También es verdad que empiezan mis vacaciones y, debo tomarme un descansito.

Pero he llegado a una solución de compromiso.

Voy a dejar 6 posts para que vayan saliendo en estos dos meses, para mantener el hogar calentito, mientras yo me dedico a otros menesteres. Entre otras cosas, Dios mediante, próximo libro.

Que paséis buenas vacaciones, y disculpadme si no apruebo o contesto a vuestros comentarios… que serán agradecidos, leídos y contestados un poco más adelante.

Un abrazo para todos

Javi

Experimento: Sonido en el vacío

Yo mismito, el primero que se pirra por las pelis de ciencia-ficción.

No podemos negar que son la fuente de la pasión por la tecnología y la ciencia para muchos… pero hoy les vamos a dar un tironcillo de orejas.

¿Qué hay más divertido que perseguirse por el espacio y dispararse rayos láser?

… está bien, tengo que salir más…

Pero no me negaréis que es alucinante oir pasar las naves, oir los disparos de los láseres, oir las explosiones, oir…, oir

Pues la noticia es que en el espacio hay un alto vacío, así que las vibraciones mecánicas no pueden propagarse, así que el sonido… simplemente, no se oye.

Aquí tenéis una demostración.

Usa una campana de vacío. A medida que va extrayendo el aire va oyéndose el timbre cada vez menos. Vuelve a oirse según va dejando entrar el aire de nuevo

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=_ckjttBin58&hl=en&fs=1&]

Igual os da «bajón» pero, ¿qué se le va hacer? Tampoco pretendemos que hagan la Guerra de las Galaxias muda, lo único que decimos es que eso es un gazapillo científico, como tantos que se cuelan en las pelis…

Y como está tan bien traído…

Aprovecho para recomendar el blog de un profesor de Física Aplicada de Oviedo, Sergio L. Palacios, que se dedica a la divulgación en sus clases, su blog y con su libro:

«La guerra de dos mundos: el cine de ciencia ficción contra las leyes de la física.»

Aquí tenéis el blog, Física en la Ciencia Ficción, donde encontraréis también información sobre su libro

Un saludito desde aquí

Feria del libro 2009. Final

Espero no alargarme mucho, pero dejadme que comente un par de cosas.foto feria

Como todos los años, me lo he pasado estupendamente.

He conocido a multitud de lectores. Gente que me acaba de encontrar, gente que sigue los libros que voy escribiendo, gente que me leyó de pequeño -¡alucina!-, pero claro, si mi primer libro tiene unos 6 años y me leyeron con nueve o diez… en su historia vital me leyeron de pequeños. Repito, ¡alucina!

Aprovechando la ocasión he visto a montones de buenos amigos, antiguos compañeros, he conocido a gente del mundo del libr;, escritores, libreros, etc.

También he pasado estupendos ratos con mis editores y con la buena gente que se acerca a su entorno al calor del cariño que desprenden.

Y, en este entorno bloguero, tengo que comentar dos encuentros muy felices.

Por orden cronológico.

El primero, Elena, una antigua alumna de hace ya muchos años, que ya es toda una mujer y una escritora… un proyecto dice ella. Además para un profesor es muy bonito reencontrar a alumnos y que tengan un buen recuerdo tuyo, o que incluso se hayan sentido positivamente influidos por ti. Hace pensar que el trabajo que se intenta en realidad sirve.

Tiene un blog que os recomiendo.

http://proyectodescritora.blogspot.com/

El segundo, Patricia. Una antigua compañera de la escuela de idiomas que, por entonces, también era una alumna de instituto. Hoy en día, toda una filóloga, y quizá en breve, profesora.

También bloguera militante.

http://falsirego-en-cuentros.blogspot.com/

Un abrazo para todos los que pasasteis por la feria y compartisteis un momento conmigo.

Foto: El Gran Eduardini

¿Cómo se fabrican las cerillas?

Cada uno tenemos nuestro escaparate, y nos parece muy aburrido el de los demás…

Me explicaré.

No sé en cual te paras tú: zapatos, ferreterías, ropa, juguetes…

Sólo sé que tú te paras en uno y los que van contigo te dicen que eres un pesado, y en el siguiente intercambiáis los papeles…

El bueno de Adolfo me habla con frecuencia de un programa en el que se cuentan como se fabrican una cosas u otras. Ya sé yo a que muchos este «escaparate» os parece un tostón, pero a mí me encanta…

Así que al menos Adolfo y yo disfrutaremos de este video.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=LqlfQDReCwk&hl=es&fs=1&]

Vicente Ferrer ha partido

vicentefoto

Hoy Vicente Ferrer ha tenido que irse.

Es cierto que nos hace sentir más pobres por su falta, pero la verdad es que el mundo entero y nosotros mismos somos más ricos por haberle tenido.

Tenía que escribir algo sobre él por dos motivos.

Primero, alguien cuya influencia positiva se extiende a millones de personas(literalmente) no debe partir sin que lo notemos.

Segundo, me hace recordar algo sobre el pensamiento científico que les conté hace no mucho a mis alumnos y a unos compañeros del norte. Y esta será mi excusa para despedirme de este señor en un blog de ciencia.

El aprendizaje de la ciencia favorece cierta manera de pensar, con un cierto orden y orientada a obtener conclusiones, lo que puede resultar útil en muchas facetas de la vida.

Apliquémoslo. Intentaré ser breve.

Sabemos que hay gente que se aprovecha de las malas circunstancias para sacar beneficio propio a costa del bien ajeno, sabemos de otros que incluso generan y mantienen esas malas circunstancias.

Qué se le va a hacer… el libre albedrío parece que lo respeta hasta Dios.

Lo que sí que me saca de mis casillas es cuando esa gente pretende mi comprensión, mi apoyo y quizá incluso mi agradecimiento...

Escuchamos cosas como:

– Todo el mundo es igual…

– Tú también lo harías en mi lugar…

– Este es un trabajo como otro cualquiera…

¡Pues no señores!

Contestémosles…

Ni todo el mundo es igual, ni todos los trabajos son iguales…

Y ahora mismo es usted caballero el que me hace la puñeta a mí, yo no estoy en su lugar, y si lo estuviera tampoco tenemos la seguridad de que le hiciera la puñeta… Vaya, que lo único cierto y verdad es que es usted el que me está haciendo la puñeta a mí, encima se me pone a dar la brasa… y además quiere que le dé la absolución, o mejor, las gracias.

Pues no.

No tengo el derecho de cambiar su modo de pensar o actuar, pero lo que no tiene usted derecho es a pedirme que me parezca bien el mal que está haciendo.

Por lo tanto, amigos…

Dejemos entonces de ser, además de víctimas, idiotas.

Vicente Ferrer es un ejemplo visible de tanta gente buena que trabaja sin ser tan notoria, empezando por mi madre y terminando por aquella persona estupenda que está a tu alrededor.

Su trabajo no era un trabajo cualquiera. El trabajo que hacía y las consecuencias que se extenderán en el futuro, han hecho que el mundo sea mejor porque él estuvo aquí.

Estuvo en situaciones diversas y parece ser que eligió echar una mano y no empeorar las cosas.

Así que, por mi parte, concluyo:

1. Tomemos ese ejemplo y hagamos que el mundo sea mejor a nuestro paso.

2. Cuando nos topemos con esa gente que no sólo no ayuda, sino que hace daño, por lo menos cerrémosles la boca.

que ya está bien de tomaduras de pelo.

Para terminar, una cariñosa despedida a este hombre y a los miles de buenas personas que dejan cada día este mundo, de modo más silencioso, habiendo conseguido que sea un lugar mejor. Ojalá puedan decir algo así de mí cuando me toque partir.

http://www.fundacionvicenteferrer.org/vicente_ferrer/

Experimento: Azúcar en refrescos

Operación bikini…

Quien más quien menos, estamos pensando un poco en cómo vamos a vernos con menos ropa…

Hoy vamos a hacer un experimento del que podemos sacar una conclusión muy práctica.

Señores: Hay demasiado azúcar en los refrescos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=F10EyGwd57M&hl=es&fs=1&]

Aunque está en inglés quería ponéroslo porque el video es muy bueno.

Os cuento lo que hace.

Toma una lata de refresco de tercio de litro y hierve el líquido (chavales, hace falta un adulto y que esté acompañado de alguien responsable).

El residuo que queda dice que es el azúcar que había en la lata. Esto no será completamente exacto, pero es una buena aproximación.

Que cómo lo sé??? Porque coincide con lo que dice la ETIQUETA…

Son unos TREINTA Y TANTOS GRAMOS DE AZÚCAR POR LATA... Una barbaridad

Para que nos hagamos una idea de cuánto azúcar es eso, usa una báscula y se trata de unas SEIS O SIETE CUCHARADAS.

Luego explica que en los zumos el contenido en azúcar es similar. Os recomiendo que consultéis las etiquetas de refrescos de cola o cualquier otro sabor, bebidas isotónicas, etc. y lo comprobaréis.

En las llamadas «light» el contenido de azúcar es mucho menor, pero a veces se oyen opiniones no muy favorables a los edulcorantes con que lo sustituyen.

Por esto acaba el video recomendando el agua para calmar la sed.

Aquí nos damos un pelín más de cuartelillo (un refresquito de vez en cuando tiene gracia), pero igual estás ocupado en una dieta y no te das cuenta de que dejas de comer el sanísimo pan y te inflas de refrescos.

Seamos razonables…

Más experimentos de este señor en http://marshallbrain.com/science/

Timos, superstición y espiritualidad

Hoy he visto en Ciencia en el XXI un video muy interesante. Ahí va.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=tG648rmO7Iw&hl=es&fs=1&]

Típico truco de mentalista al descubierto.

Aunque en este caso no creo que nadie pensase que esta gente tenía «poderes» (tenemos claro que los mentalistas son ilusionistas), esto nos sirve para ilustrar uno de los efectos del pensamiento científico: destapar a timadores y desterrar supersticiones.

Las teorías científicas se construyen a base de hechos científicos, (experimentos que pueden ser reproducidos por cualquiera con los mismos resultados), después desarrollas teorías que sean compatibles con esos hechos y te quedas con la más «económica» (la más sencilla), esperando que sea correcta según el principio de la navaja de Ockham.

Esto hace que la ciencia sea lenta, pero ayuda a evitar errores. (hace unos posts hablábamos del descubridor de los infrarrojos, que hasta ese momento eran ignorados por la ciencia)

Siendo todo esto cierto, creo que no hay que confundir espíritu científico con una creencia materialista (pensar que no existe más que lo percibido a través de nuestros sentidos o máquinas).

Ha habido multitud de gente honesta (y la sigue habiendo) que busca el conocimento a través de la filosofía y de la espiritualidad (no hablo de charlatanes) y no podemos descartar todo eso de un plumazo.

Incendios, seguridad y probabilidad

1904_Advertisement_for_Fire_Extinguishers

¿Es un extintor un gasto innecesario? No has tenido que usarlo nunca, ¿verdad?

¿Es un casco de moto perder dinero en tonto? Has viajado muchas veces y aún no te has caído.

Como ya os habré contado, trabajo de profesor de secundaria, y hay un concepto que me cuesta transmitir a mis alumnos. Creo que es una cuestión principalmente de la edad, pero también me sorprende que, a veces, los adultos no lo tengan tampoco muy claro. Me refiero al término «peligroso».

En la práctica nadie mete el dedo en el fuego, porque te quemas. Si pones un dedo bajo una llama y esperas un momento te quemarás, y esto ocurrirá el 100% de las veces. Así que aprendemos rápido la lección y no lo hacemos.

El problema viene cuando determinada actividad no conduce necesariamente a un mal desenlace. Cuando la actividad es solamente «arriesgada«.

Tenemos numerosos ejemplos: Conducir sin casco o sin cinturón de seguridad (según vehículo), consumir tóxicos (drogas, alcohol, tabaco)…

Parece que la gente piensa algo como: «Bueno, hay dos posibilidades. Puede que salga bien o mal. Dos posibilidades, entonces un cincuenta por ciento cada una. Centraré mis expectativas en que salga todo bien (hay que ser positivo) y… a por todas!»

En fin, ¿qué os puedo decir?

Pues algo puedo decir, dos cosas.

1. Dos resultados posibles no implica que sean equiprobables (misma probabilidad)

Seguro que lo han experimentado con la lotería: puede que te toque y puede que no, pero lo cierto es que no te toca. De hecho, lo más probable es que no te toque.

No me parece mal que sigas echando, y bien divertido es cambiarse lotería con la familia en Navidad, pero el error viene cuando planeo mi vida confiando en unas probabilidades mínimas.

Voviendo a la lotería. Uno echa en Navidad, de acuerdo, pero esperas a ver si te toca para sincerarte con tu jefe y decirle todas esas cosas lindas que piensas de su familia, ¿verdad que sí?

Y, segundo…

2. No apuestes lo que no puedes permitirte perder.

Sólo con el punto primero, alguien podría decirme: «No llevaré casco en mi moto porque la probabilidad de tener un accidente es mucho menor que la de tenerlo, así que me organizo teniendo en cuenta los sucesos más probables.»

El error aquí es apostar lo que no podemos permitirnos perder: la salud o incluso la vida.

Este es el caso de la mayoría de los sistemas de seguridad.

No los necesitamos casi nunca, pero el día que los necesitamos… los necesitamos mucho.

Por eso no es un desperdicio de dinero instalar o mantener un sistema anti-incendios, alarmas, seguros, respetar normas de seguridad, etc, etc. No nos podemos permitir que el azar haga que se dé un suceso poco probable y que eso nos cueste nuestra salud, nuestras vidas o las de algún ser querido.

Para terminar, la sabiduría se encuentra con frecuencia en el camino del medio (una enseñanza budista), así que entre la visión del temerario (que no tiene nada en cuenta) y la del paranoico (que se ve paralizado buscando la ilusión de la seguridad completa) está la posición intermedia del que minimiza los riesgos pero vive en el mundo.

¿Cuánto falta para el futuro?

A veces da la impresión de que el futuro será así

(Aunque el video es desternillante -sobre todo para «treinta-añeros»- el lenguaje puede no ser apto para peques, avisados quedáis)

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=IWloi5FKpDA&hl=es&fs=1]

Pero hoy he visto algo impactante en Gadgetoblog

Quizá el futuro que nos espera (dentro de bien poquito) es este

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=FbIsRGgpppo&hl=es&fs=1]

Adquiere tus movimientos en tiempo real, reconoce tu cara, tu voz… la pera.

Lo que está claro es que aunque tecnológicamente o biológicamente lleguemos a poder vivir 200 años, la verdadera barrera es psicológica.

Tengas la edad que tengas estarás de acuerdo en que vamos quedándonos con «equipaje» de nuestras experiencias (felices o infelices). A menos que sepamos ir «reciclando» el equipaje (sobre todo el malo), digiriéndolo y aprendiendo de él, y que no perdamos la ilusión por nuevas aventuras, nos haremos grises y cascarrabias… y acabaremos deseando «que se apague la luz» con 150 años porque ya no aguantamos más.