Síndrome Tóxico y tampones

Os enlazo a una entrada en el blog Mondo médico, me ha parecido muy interesante y muy útil.

Sobre todo porque describe una situación en la tienes unos síntomas muy generales con lo que es fácil estar un poco perdido.

http://mondomedico.wordpress.com/2009/08/31/el-sindrome-del-shock-toxico-y-los-tampones/

Gracias a Sophie por darnos permiso

La bombilla incandescente se marcha…

Acabo de leer en El Mundo que el martes (01.09.09) desaparecen del mercado las bombillas incandescentes de más de cien vatios, en la Unión Europea.

450px-Compact_fluorescent_straight

Este es uno de los pasos para la desaparición total de estas bombillas, con el siguiente calendario:

2010 Adios a las de más de 75 W

2011 A las de más de 60W

2012 Fin de fiesta

Como es fácil que ya todos sepáis, las bombillas de bajo consumo son mucho más eficientes que las incandescentes, consumiendo la cuarta parte de energía y con una vida útil unas diez veces mayor.

Lo que ya no es tan fácil que hayáis oído son algunos inconvenientes que tienen.

Tenemos que hablar un segundito sobre el funcionamiento. Como en los fluorescentes de siempre, la luz se produce de la siguiente manera: Se genera una «chispa» en el interior, que excita una pequeña cantidad de vapor de mercurio y éste emite luz ultravioleta. En la cara interior de la pared del tubo hay un recubrimiento que convierte la luz ultravioleta en luz visible y ya tenemos lámpara.

Parece ser que uno de los problemas es que hay una pequeña parte de luz ultravioleta que sale al exterior. Esto puede ser perjudicial para personas con enfermedades cutáneas que las hagan especialmente sensibles a esta luz. Pero también puede producir problemas en los ojos, sobre todo si estás a corta distancia y mucho tiempo con este tipo de iluminación. Por lo tanto, hasta que recibamos más información no me resulta aconsejable usarlas para flexos o lámparas de mesa.

Y sin duda, hay que evitar tirar las lámparas viejas a la basura o romperlas. Igual que con los fluorescentes, debemos reciclarlos en los sitios que hay al efecto en tiendas, puntos limpios, etc. Nos ahorramos la intoxicación propia y ajena por mercurio.

El asunto del mercurio no es algo preocupante. Se trata simplemente de actuar con civismo y en el caso de una ruptura accidental, tampoco te vas a derretir, ni nada. Pero el asunto de la radiación ultravioleta creo que merece una aclaración e información veraz y confiable por parte de las autoridades.

Cabe también una pregunta final, ¿por qué no hay una apuesta tan decidida por los LED’s?

Robots en casa

Se nos van colando los robots en la vida diaria.

Este es un modelo comercial que puede permitirse cualquiera…

Vale, no protestéis… cualquiera con una Play, una XBox…

Digamos bastantes «cualquiera».

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=CLIPLiQDIk0&hl=en&fs=1&]

Parece que puede ir bien en una casa sin muchos trastos por enmedio.

Aprovecho para contaros esto porque hace poco ha salido una noticia de un robot que «simula» y «entiende» ciertos sentimientos.

Sin entrar en las enormes comillas que hay que poner a esto, creo que hay que revisar el concepto.

La capacidad de «entender» como me siento del robot que viva conmigo, ¿debe ir enfocada a poder darme mejor servicio, o a simular una «empatía» que me haga sentirme «querido»?

Para mí lo segundo es un burdo engaño, similar a meterme a rebatir a los contertulios de los programas de corazón que echan en la tele, similar a creer que la señorita del número de teléfono y el acertijo ridículo se está dirigiendo a mí personalmente o que la Gioconda mira mis ojitos tiernos.

Esto lo digo porque en la tele oí decir que podría ser una buena compañía para personas mayores y tal… Ya ni les pagamos la residencia, les encerramos con una tostadora que les comprenderá mejor…

Os presento a Kobian

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=QVmMhF6-36I&hl=en&fs=1&]

Y que conste que no estoy en contra de la robótica, estoy claramente a favor.

Pero dos cosas

1. Seamos honestos y no juguemos a la «publicidad» con conceptos como inteligencia artificial. Algo que, si es posible, aún nos queda lejos.

2. Usemos la robótica para poder dedicar más tiempo a lo que nos hace humanos, no para deshumanizarnos.

Encuentros en la tercera fase

Aquí os dejo unos videos alucinantes.

Es algo tan sencillo como hacer un zoom y no parar hasta el nivel atómico…

Los que entendáis inglés podréis además disfrutar de unas interesantes explicaciones, pero los demás no os quedaréis cortos con las fantásticas imágenes.

Veréis cuántas formas distintas tiene la belleza, como ya decía Richard Bach en Ilusiones (recomendación no-científica para el verano)

Empezamos con un diente.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=EZFkpC7AL8U&hl=en&fs=1&]

Seguimos con un pelo

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=DpJw9pZUv1s&hl=en&fs=1&]

Y los que queráis ver más (piel humana, piojos, mariposas…) lo podéis hacer en esta página, la fuente de esta entrada

http://lalomarquez.blogspot.com/2009/06/video-viaja-al-mundo-atomico-de-objetos.html

No salpiques…

Parece muy veraniega esta entrada… pero no os va a quitar el calor.

Muchas veces hemos repetido la idea: Eso que a tus ojos aparece como un conjunto de cosas, es en realidad un sistema y sus partes tienen complejas relaciones. De manera que si no lo consideras como un todo, cometes un error.

La crisis mundial, pero más aún el sistema económico mundial, es un ejemplo claro de no considerar al mundo un sistema y preocuparnos sólo de una parte.

En multitud de ocasiones vemos cómo sólo se tiene en cuenta la mejora para una parte del sistema, o a una persona solucionando su problema sin pensar en las repercusiones que podrá tener sobre el resto… y finalmente, de vuelta, sobre él.

Aquí tenéis este video que encontré en una página que me recomendó Alberto, ya ex-alumno mío. Algunos de sus contenidos deben ser supervisados por adultos (al final son chistes verdes o un poco brutos… pero hay que avisar)

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=VUlmDzPQMZU&hl=en&fs=1&]

Primer acierto, olvidar que los vapores son inflamables…

Segundo acierto, «Me quemo… pues lo echo pa’llá, y los demás que arreen»

¿Aprenderemos algún día?