Orden de magnitud

FermiEl otro día un profesor de matemáticas en la radio se quejaba de que los alumnos no tenían sentido del número. Cuando empezó a explicarse me di cuenta que tenía mucho que ver con lo que los que damos ciencias experimentales y aplicadas llamamos orden de magnitud.

Se trata de que, incluso antes de medir algo, sepamos aproximadamente por donde va a andar el resultado.

Esto es aplicable a cualquier magnitud: distancias, tiempos, masas, etc.

Por ejemplo, en un cálculo sobre la cantidad de garbanzos que hay que echar a un cocido para cuatro personas, está claro que el resultado no puede ser una tonelada. O si estimamos cuántos botes de pintura hacen falta para pintar una habitación, tampoco puede ser 0,03.

En estos casos está claro, pero estamos empeñados en que la cultura científica se extienda a muchas más situaciones.

Al hilo de esto no dejéis de ver esta animación que he conocido gracias a Ciencia en el XXI.

Vas moviendo un cursor y haces un zoom tremendo desde el tamaño de un grano de café hasta… me lo callo para que lo veáis.

También tirando del mismo hilo están los llamados problemas de Fermi (el de la foto)

Conocía el tipo de problema, pero el nombre me llegó gracias a Física en la Ciencia Ficción. Se trata de un estupendo recurso para estimular «la forma científica de pensar» al que Sergio (el autor del blog) se confiesa aficionado.

Este tipo de problemas parecen irresolubles, pero en realidad pueden resolverse con operaciones muy sencillas y con algunas aproximaciones.

Hoy recordaré uno que nos contó mi profesor de matemáticas de 3º de BUP, José Alberto, al que siempre recordaré por su brillante explicación de la representación gráfica de funciones, explicación que he usado mil veces enseñándo yo.

Perdón, que me despisto…

El problema es: ¿Cuántas moléculas de CO2 de las que salieron de la boca de Julio César al decir «Bruto, ¿tú también hijo mío?» tomamos nosotros en una inspiración?

P’al que tenga tiempo… aquí tenéis más problemas… en realidad montones.

http://www.physics.odu.edu/~weinstei/wag.html

Esta página se titula «Física en la parte de atrás de un sobre». Esas cuentas que haces en papelajos o en la servilleta de un bar… Aprovecho a mandarle otro recuerdo a Pedro Ardila que era un gran aficionado a llevar los bolsillos de su chaqueta llenos de calculotes para nosotros.

Fuente Foto: Wikipedia

Nos ha dejado un maestro

Hoy permitidme una nota personal, aunque tiene mucho que ver con la ciencia y con la enseñanza de la ciencia.

Nos ha dejado D. Pedro Ardila, mi profesor de mates del cole. Una estupenda persona y un magnífico maestro.

Pedro nos ha transmitido el amor por la ciencia, gracias a que él amaba lo que enseñaba y a los que nos enseñaba. Durante todos estos años, parte de los cuales los he pasado como profesor, no hago más que convencerme más y más que toda la enseñanza tiene que ver con el amor, la belleza y el amor por esa belleza.

Para los que seáis enseñantes os dejo su legado, no os empeñéis en convencer a vuestros estudiantes de que la ciencia es estupenda porque es muy útil. Contadles la verdad… contadles que vosotros la estudiáis porque amáis la belleza que veis allí, porque os emociona.

Ahora nos queda calmar el dolor de no tenerle y los años que no ha podido enseñar, por la suerte de haberle tenido y haber recibido su mensaje como sus seres queridos o sus alumnos. Como él nos contaba, a un profesor le cuesta ver su «obra completada». La verdad es que su obra no está terminada porque sigue creciendo, porque está viva en nosotros y nosotros mismos la seguimos expandiendo a otros.

También trataremos de sustituir las lágrimas por la alegría y el buen humor que incluso en los momentos más difíciles supo transmitir a todos. Honraremos su memoria con una sonrisa.

Desde luego el mundo es mejor porque él estuvo por aquí. Descanse en paz.

«Qué cuco, el cuco» o la conciliación de la vida laboral

Hoy os pondré una de esas cosas que vi en un documental siendo chaval y se me quedaron grabadas.

Cómo no, reconoceréis la voz de nuestro querido David Attemborough.

Los que entendáis inglés, vedlos primero y así no os chafo las sorpresas. Los que no, mejor leed más adelante para no perderos con el video.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=4Mb0GOITRUU&hl=es&fs=1&]

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=DbvDQjhO9nY&hl=es&fs=1&]

En el primer video vemos cómo el cuco concilia la vida laboral y personal…

Tan sencillito como que reemplaza un huevo del nido de otra ave por uno de los suyos.

Este eclosiona antes e increíblemente, todavía ciego y pelón, saca fuera el resto de los huevos delante de las mismísimas narices (perdón, picos) de los pájaros-papás.

Estos pobrecillos y abnegados «pringaos» alimentarán al zampabollos del cuco hasta que se pone hecho un borrico, vamos que ni cabe en el nido.

Al final podéis ver cómo hay otras especies que lo hacen. Por ejemplo este pato que se la pega a una gaviota… aunque al menos el patito intruso tiene la vergüenza de no cargarse a sus «hermanastros» ni apuntarse a la sopa boba hasta los «cuarenta».

En el segundo video vemos, con cierto horror, como el cuco no tiene inconveniente en zafarse incluso de los pollitos del otro ave si eclosionan antes de que se haya podido deshacer de los huevos.

Entendiendo que no debemos mirar a la naturaleza imponiendo nuestras categorías humanas… la verdad es que las imágenes son impactantes.

Cuco en wikipedia

Cuco en una página de pájaros que no tiene mala pinta…

Organiza tu ordenador

Os voy a contar unos consejillos que igual gustan.Disk1

Con el avance de la tecnología cada vez resulta más difícil adivinar las causas de un fallo y repararlo.

Un ejemplo muy claro es el típico chip de puertas lógicas.

Imagina que uno no te funciona bien. ¿Treinta céntimos es lo que vale un microscopio y unas horas de trabajo para simplemente averiguar dónde está el error? Efectivamente, a la basura y cojo uno nuevo.

Con nuestros ordenadores pasa igual.

Supongo que os duele el dedo de reiniciarlo a ver si se arregla todo «porque sí».

También supongo que más de una vez se os fue todo «al garete» y tendréis tristes historias… no os aburriré con las mías.

Para que vuestra vida sea más feliz y más tranquila no os contaré formas de hacer el mantenimiento a vuestro sistema o arreglarlo… os contaré cómo tenerlo todo dispuesto para «levantar el sistema completo» en unos minutos.

Ahí va.

Debemos tener los discos del sistema operativo, para el 90% de vosotros, de Windows.

Haremos al menos tres particiones (una más para Linux si lo usáis)

En C: ponemos el S. Operativo.

En D: guardaremos nuestros documentos y datos: textos, imágenes, video, música… Organízalo un poco en carpetas y listo. Además añadiremos una carpeta que llamamos «instaladores».

*** No guardéis en Mis Documentos, Mi Música… porque eso cuelga de C: y si hubiera que reinstalar el sistema operativo se perdería. Además así lo tenemos todo juntito y localizado.***

En la carpeta instaladores iremos guardando los programas de instalación de todas las aplicaciones que nos copian, dejan, nos bajamos de Internet, etc (OpenOffice, GIMP, Mozilla, etc)

En E: es donde instalaremos los programas, las utilidades, etc.

*** No instaléis en «Archivos de programa» porque también cuelga de C: y ante un problema podríamos perder información. Además nos va comiendo el espacio de C:, reduciendo la memoria virtual.

De cuando en cuando hacéis una copia de seguridad de la partición D:.

***Os recuerdo que es interesante tener, al menos, dos copias de la información valiosa (una en el disco duro, otra en CD, o en una memoria USB, etc.)***

Y ahora con todo eso así de colocadito, mirad qué rápido se restaura el sistema desde cero.

0. Emergencia!! Se va todo el sistema al garete.

1. Metemos los discos del S. Operativo y lo instalamos.

2. Copiamos en D: nuestra copia de seguridad.

3. Desde la carpeta «instaladores» vamos ejecutándolos e instalando todas nuestras aplicaciones a la partición E:

¡Ya estamos en marcha!

Actuación en la librería «Aquí la ciencia».

Este sábado 17 voy a la librería «Aquí la Ciencia» a liarla un poco con uno de mi «shows».

Haremos experimentos en directo, una conexión «via satélite» con cierto personaje… aprenderemos alguna cosilla, y nos reiremos bastante.

Los que os pasasteis por Cosmocaixa este marzo, ya lo habéis visto… aunque siempre podéis venir a comprobar que cada día estoy más guapo ;-P (saluditos a G.) y sobre todo a ver la librería, que es estupenda.

Ahí os esperamos a las 12:00.

Pues si invitas al primo del pueblo…

En la entrada anterior me uní, como tantos blogueros de ciencia, a la iniciativa para evitar los recortes del presupuesto científico.

Espero que con las próximas líneas no se me entienda mal, sigo apoyando esta buena idea con toda convicción.

El problema que me surge es el efecto «primo del pueblo».

Digamos que me voy a casar y estamos viendo a quién invitamos.

– Una cosa sencillita, sólo nuestros padres -digo yo.

– Mi hermano tiene que venir, además quiero que sea el padrino… -ella.

– Bueno entonces, también vienen mis hermanos… uy, y mi tía X que me crió y es como mi madre.

. Vale, pues mis tíos también vendrán…

Al final uno invita a un primo del pueblo… y eso nos hace invitar a los dos pueblos completos… ¡estupendo, trescientos invitados!

Cada vez que eliges a un elemento de una categoría, te ves obligado a incluir a toda esa categoría, por aquello del agravio comparativo.

¿A dónde quiero ir a parar?

La cosa es que el sábado que viene (17 de octubre) es el Día Internacional para la erradicación de la pobreza, y se me agolpan muchas preguntas. Dejadme que las comparta con vosotros.

¿Debemos hacer una entrada hablando de esto?

¿O, yo hago un blog de ciencia y me limito sólo a hablar de experimentos, teorías, etc.?

¿La iniciativa anterior es un «precedente» para apoyar «causas justas»?

¿A partir de ahora hay que apoyar cualquier causa justa o sólo las que atañen a la ciencia?

¿No nos atañe la muerte diaria de miles de personas? ¿O que este año superaremos los mil millones de personas que pasan hambre?

¿O al final cada uno sólo apoya las causas que le tocan directamente? Fundaciones para una enfermedad que tiene un familiar tuyo, problemas en tu área profesional particular, en tu ciudad, en tu país…

Y si sólo apoyamos «lo nuestro»… ¿por qué apelamos a la solidaridad de otros para que apoyen nuestra causa, si nosotros estamos en ella por «interés personal» y no movemos un dedo por el resto de causas? La ley del embudo…

Como esto es muy complicado… no pondré más preguntas.

Pero creo que debo decir que durante la semana que viene habrá diversas actividades, que el viernes 16 a las 18:00 hay una manifestación de Cibeles a Sol en Madrid (y en muchas ciudades por todo el mundo) y, sobre todo, que nos «arremanguemos» y echemos una mano para que esto cambie.

Make_Poverty_History_banner_2005_Jersey

Aunque ya lo hice en otra entrada, os pongo de nuevo el enlace a un texto que suelo trabajar con mis alumnos (y que quizá os guste) sobre esta cuestión.

LOS OTROS Y TÚ

Foto: Wikipedia, Jersey 2005.

La Ciencia española no necesita tijeras

Siguiendo una iniciativa de La Aldea Irreductible, sumo mi post.

En multitud de blogs hoy se dan razones para evitar el recorte presupuestario en ciencia.

Yo simplemente diré un par de cosas

1. Cada día está más claro que no hay falta de recursos, sino un reparto desigual

2. Lamentable que cuando hace falta recortar se haga de sitios tan necesarios como los servicios sociales, investigacion, etc.

cienciatijeras

Perdóneme pero… yo no respeto opiniones

«Respeto su opinión»

«Respetando todas las opiniones…»

«Esta es mi verdad»

Todas estas expresiones se han ido haciendo un hueco en nuestra vida diaria y en nuestra forma de hablar (quizá uno de tantos peajes que aún pagamos por el pasado dictatorial).

Pues, déjenme que les diga… que YO NO RESPETO OPINIONES.

Sencillamente porque las opiniones no deben ser objeto de respeto, SON LAS PERSONAS LAS QUE DEBEN SER RESPETADAS.

¿Tengo que respetar la opinión de que la Tierra es plana, de que hay que matar a los negros, blancos, creyentes, infieles o fontaneros?

En muchos campos podemos aprender esto pero, particularmente la ciencia nos enseña que a las teorías, opiniones, modelos, etc. hay que someterlos a crítica, análisis… vapulearlos y exprimirlos hasta que se derrumben o prueben su consistencia con los hechos conocidos.

¿Dónde surge el problema?

En que has pasado de TENER una opinión, a que la opinión sea TUYA, una parte de ti.

De esta forma, criticar tu opinión es como darte un pellizco en un brazo, te duele.

Pero el error no está en el que critica, está en personalizar opiniones, teorías, modelos… incluso simples conjeturas. O bien en convertir la crítica a una opinión en un ataque contra una persona.

Así que resumo.

NO RESPETO OPINIONES. Me parecerán acertadas, erróneas, interesantes o lo que sea… pero no respetables.

RESPETO PERSONAS, CADA VIDA ES SAGRADA.

En el respeto a las personas, respetaré su derecho a opinar como crean más acertado.

Pero no en cualquier caso.

Si expresar sus opiniones falta el respeto a otras personas tendrán que irse a pensar lo que quieran a su casita.

A muchos espero que os parezca esto tan evidente como a mí…

Pero como se oyen las cosas que se oyen, creo que había que decirlo.

En otro caso, si no estás de acuerdo conmigo, ¿cómo vas a hacer para respetar mi opinión y ponerla a caer de un burro?

Qué bonita es la autorreferencia…

Espero vuestros comentarios.

Blogs&Ciencia en Cosmocaixa 2009

Como supongo habréis leído aquí y allá, ha habido un encuentro sobre blogs de ciencia en Cosmocaixa.

Lo hemos pasado bien,  aprendido cosas, reído, visto las caras… un buen ratejo.

Y ahora, a hacer «los deberes»: Añadir los enlaces de ponentes y conocidos… ha crecido el blogroll

Agradecer a los organizadores y ponentes su trabajo, particularmente a Eugenio Manuel.

Un saludo a todos y hasta otra.