Lo pasamos estupendamente en Cosmocaixa…

Bueno, ya hicimos el show en Cosmocaixa este fin de semana pasado.

Lo pasamos estupendamente, además de hacer unos llenos de escándalo (casi se me queda mi madre querida fuera…)

Los chavales se lo pasaron estupendamente y diría que los mayores también, se fueron sonando pajitas y gastamos maizena por toneladas…

Sólo me queda agradecer a la gente de Cosmocaixa, como siempre, el trato estupendo y pedir disculpas a las amables señoras de la limpieza por cómo le dejamos el suelo…

A ver por donde seguimos la gira… Bueno, como siempre, donde nos quieran.

En el horizonte, Coria (Cáceres) para profes y Burgos, en la presentación del Salón del libro infantil y juvenil, y en una charla en un cole.

¿Quieres velocidad con errores?

Los errores en la transmisión de la información es una eterna preocupación.

El conocido protocolo TCP (con el que se comunican nuestros ordenadores) fracciona la información en paquetes, retransmitiéndolos por separado y repitiendo los que sean necesarios a demanda del receptor, en caso de errores.

Esta preocupación por la exactitud hace el proceso más lento y no siempre es deseable. En ocasiones prefiero una transmisión rápida, aunque lleve asociada errores.

¿Os parece un contrasentido?

Piensa en música o vídeo, ¿qué prefieres, muchas imágenes por segundo aunque haya algún «puntito mal» aquí o allá, o tres «frames» por segundo perfectísimos?

Para multimedia es preferible el protocolo UDP que mejora las tasas de transferencia a costa de pequeños errores muy tolerables.

Aunque hay casos…

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=wU-lA7gpu3E&hl=es_ES&fs=1&]

«Diu, Vale tito»… ¡Qué crack!

Un recuerdo para el genial Eugenio.

Por sus obras los conoceréis… el experimento decide.

Casi siempre empiezo mis shows o mis charlas hablando del carácter práctico de la Ciencia.

Me encanta esto de que no importa quién «tan importante» dijo qué… o quien tan «poco importante» dijo lo contrario: El experimento decide.

Y, como tantas otras veces, me parece que esta actitud puede aplicarse estupendamente a múltiples aspectos de la vida cotidiana.

No sé si os lo habéis parado a pensar, pero este modo de proceder contrastando ideas, intuiciones o teorías con la experimentación es muy similar a la mejor tradición de la mística de muchas formas de espiritualidad. La mística se convierte pues en una «espiritualidad científica», y quizá la única que pueda practicar alguien intensamente racional y ligado a la ciencia.

Volviendo a la ciencia propiamente dicha, Este sentido «práctico», no necesariamente como «utilitarista», sino como orientado a objetivo creo que es un gran valor en la mirada al mundo que es la ciencia.

Me resulta muy interesante considerar también que práctico y materialista no es lo mismo. Yo puedo tomar acciones muy prácticas (muy orientadas a un objetivo e incluso muy eficientes) para mostrarle mi amor a Pepita, asunto este poco materialista. (Es amor del bueno…)

Por otra parte, me parece que es una «fuente de hermandad«. Hay multitud de ocasiones en los que nos matamos a discutir aspectos de importancia menor o asuntos teóricos que nos alejan, cuando nuestros hechos o nuestra labor práctica son similares…. a veces indistinguibles. Somos aliados ciegos.

Veamos un ejemplo. Respecto a las creencias sobre la muerte, nos encontramos con gente que cree que ahí acaba todo, otros creen que esta vida en la Tierra es única, siguiéndola después otra completamente diferente, y los hay que creen en la reencarnación (como si la vida aquí fuera una sucesión de cursos).

Sin entrar a valorar cada una. Las personas más lúcidas que integran los tres grupos tienen formas de proceder muy similares:  Centran su acción y focalizan su mente en el momento presente.

Aunque desde las tres posturas se puede elaborar un discurso que te lleve a la inacción o al egoísmo (tanto por aprovechar lo único que hay, como porque hay tiempo para «compensar»), insisto en que vemos a la «mejor gente» de cada tradición remangándose y poniéndose manos a la obra para construir un mundo mejor aquí y ahora, en multitud de ocasiones codo con codo.

Así pues, independientemente de nuestro discurso interior, de los detalles de nuestras ideas o creencias, es fácil encontrar una «hermandad práctica» entre la gente de bien, en la que es el «experimento» el que decide: «Obras son amores…» o esta otra «Por sus obras los conoceréis».

A este respecto escribí hace tiempo un texto que quizá os guste. Se llama «El Encuentro«, lo tenéis en español y en inglés. Me encantaría que, si os gusta, lo pusierais en circulación, porque creo sinceramente que es muy necesario que la buena gente se una de una vez por todas y tome las riendas de este planeta, en vez de tolerar que desde otros intereses se usen las distintas formas de poder para producir y aumentar el sufrimiento.

Imagen: Faraday en su laboratorio (wikipedia)

¡Show en Cosmocaixa este finde!

Y ahí vamos de nuevo…

Los días 20 y 21 de Febrero, sábado y domingo (a las 12:30 y a las 17:30), haré uno de mis shows para chavales en Cosmocaixa (Alcobendas)

Si tenéis peques en casa y os apetece, allí andaremos, y si venís sin peques… yo creo que también lo pasaréis bien. Al menos los que me conocen disfrutan de verme con la nariz de… bueno no voy a desvelar más.

Para los que no lo conozcáis, Cosmocaixa es un museo muy interactivo en el que además abundan los talleres, exposiciones temporales, conferencias, etc. Muy divertido para chavales y adultos. Tienen una tienda estupenda con todo el catálogo de Dideco… total, que siempre te vas con algún cacharrico, aunque no tengas niños en casa.

Yo estoy encantadísimo con ellos, la gente del museo es estupenda, me tratan fantásticamente en lo personal y en lo profesional… en fin, que paso mucho por allí desde hace algunos años (shows para chavales, charlas para profes, me sacan de gira por otros centros suyos…). Creo que cualquier día me voy a dejar un pijama.

Nota: Es el mismo show que hicimos el marzo pasado, por si ya lo vistéis.

Para los impacientes… aquí podéis echar una miradita a alguna de las cosas que se verán…

Don Mendo y las siete y media. Entrada participante del Carnaval de Matemáticas

Ponemos una más para el Carnaval de Matemáticas

El juego históricamente ha ayudado/estimulado/desarrollado las matemáticas. Sobre todo en lo que a probabilidad y estadísitica se refiere.

Cualquiera que haya estudiado algo de mates es fácil que recuerde la cara de tonto que se le puso la primera vez que oyó hablar de «El método de Montecarlo«… ¿o fue sólo a mí?

Bueno, pues na’ con esta excusa os dejo un video de un simpaticón que recita cómo, en «La venganza de Don Mendo«,  le explicaba Don Mendo a Magdalena el pastizal que había perdido jugando a las siete y media.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=OjFHBA_43o0&hl=es_ES&fs=1&]

Yo lo «embebo» del youtube… no sé si será algo muy malo, en mi defensa diré que… fue el maldito cariñena, que se apoderó de mí.

Una llamada a todos los profes de lengua y teatro de todos los institutos que en el mundo de habla hispana son… ¡montadla, por Dios! La única pega que le veo es que los personajes están descompensados entre sí.

Sirva como recuerdo a Pedro Muñoz Seca por esta obra de arte y a tantos buenos actores que nos han hecho morir de risa. Algunos de ellos ya partieron a otros escenarios.

En este video y siguientes creo que está la versión completa de Toni Leblanc

Aquí el texto en pdf

El control imposible… ¿o no?

Cualquiera que haya intentado hacer un experimento, tanto en el laboratorio más avanzado como en su propia cocina, se habrá encontrado con que era difícil controlar todos los parámetros. De hecho, esta es una preocupación que emplea mucho esfuerzo, tiempo y dinero en la ciencia… ya sabéis.

En la vida diaria pasa algo parecido, nos vemos obligados a actuar siempre con cierta «urgencia», en la cuerda floja, sin saber suficiente o tener control sobre todas las variables de nuestra situación.

¿Dejo mi curro? ¿Salgo con Pepita? ¿Con Juanito? ¿Veo esta peli? ¿Me compro este libro?

No sabemos lo suficiente para elegir, no podemos predecir el resultado, pero nos vemos compelidos a decidir.

La neurología ha descubierto que la particular arquitectura de nuestro cerebro, las redes neuronales, funciona bastante bien en estas situaciones donde hay «escasez» de información. Lo cual ha debido de ser muy útil para «aprobar» el examen de la selección natural.

Somos capaces de procesar la escasa información accesible, una parte de manera consciente y otra insconsciente, tomar una decisión, asumir las consecuencias y seguir hacia delante. Somos guays.

Hay ocasiones, en cambio, en las que se nos «va la pinza», nos agobiamos, nos paralizamos y no podemos decidir, o bien no somos capaces de asumir una decisión mal tomada, o bien una que no salió como queríamos, aunque no fuera achacable a nuestra decisión.

Como tanto me gusta hacer, creo que puede sacarse una buena conclusión para la vida diaria de todo esto:

Paz, compañero. Sabes lo que sabes, hay que decidir, sentido común, pa’lante, y ya lidiaremos con lo que venga… Paz, compañero.

Siempre han dicho que esto es muy sano, pero es que estamos construídos para ello.

Ahora un pero.

Dejadme que os diga que esto no es aplicable a las situaciones donde sí hay información accesible y nos negamos a aceptarla o la procesamos inadecuadamente.

Por ejemplo, mi novio siempre chilla a la gente, se pelea por cualquier motivo y alardea de ello, pero conmigo siempre ha sido muy cariñoso. Ok, el día que se enfada contigo de verdad, me coge del brazo con demasiada fuerza y me sorprendo… ¿es realmente sorprendente?

Otro ejemplo. Mi jefe, le debe pasta a un montón de proveedores, bromea con nosotros porque, aunque les dice lo contrario, no les piensa pagar. También tima a Hacienda y le mete un gol siempre que puede a algún cliente. Ok, ayer se piró con la pasta que quedaba, no nos estaba yendo bien, y me ha dejado a deber un mes… ¿sorprendente?

A unos alumnos que les doy Iniciación a la vida laboral les digo con frecuencia que intenten trabajar con buenas personas. A pesar de que es muy bueno firmar contratos, que haya leyes, etc., vemos todos los días en la tele que hay gente mu’ chunga y mu’ lista que encuentran el hueco en las leyes para hacer pirulas. Así que lo único que en realidad te protege es la buena voluntad de la gente con la que estás. Ellos me dicen que si leo la mente, yo les digo que «La liga de la Justicia» me prohibe mostrar mis poderes en público… pero también les cuento el ejemplo del jefe de antes.

No podemos tener certezas, pero no despreciemos el conocimiento que se nos muestra.

Acabo con un video de TED en el que cuentan algo muy interesante sobre el «empacho» de libertad en la toma de decisiones. Está en inglés, pero hay un botón bajo el video para ponerle subtítulos en Spanish.

Imagen: Dibujo de Ramón y Cajal. Wikipedia

Experimento: Una mesa que nunca cojea. Entrada participante del Carnaval de Matemáticas

¡Nos unimos al Carnaval de Matemáticas!

Todos sabemos lo molesto que es que una mesa nos cojee y andamos poniendo papelitos e historias a ver si la conseguimos equilibrar. Pero lo cierto es que puede hacerse una mesa que no cojee nunca.

Es tan fácil como ponerle tres patas. (Nos ha salido un experimento fácil)

Los tres extremos de las patas los podemos considerar como tres puntos, y a esos puntos como los vértices de un triángulo.

Ese triángulo es una figura plana, que se «posa» sin problemas sobre el suelo.

No importa que las patas tengan distinta longitud, la mesa seguirá sin cojear, aunque el tablero nos quede torcido, la mesa no cojeará.

Matemáticamente diremos que este asunto tiene que ver con que tres puntos no alineados definen un plano.

* ¿Qué pasa cuando la mesa tiene cuatro patas?

Consideremos tres de ellas.

Esas tres patas forman un plano, si el extremo de la cuarta pata está en el mismo plano (a la misma altura) la mesa no cojeará.

Pero si no, la mesa oscilará entre dos posiciones, pero fíjate que en cada posición hay tres patas en el suelo. De nuevo, con tres puntos no alineados, se define un plano.

Nota: En realidad… aunque el suelo fuera irregular, la mesa de tres patas seguiría sin cojear.

Seguro que los más aficionados a la blogosfera estaréis pensando en alguien a quien su mesa le cojea (un saludo).

¡Un saludo a todos los compañeros de trinchera que participen en el Carnaval de Matemáticas!

Foto, wikipedia

La ciencia en España. La verdadera historia de los Rayos X

Un clásico del humor, pero mientras te partes de risa, ves un esquema bastante claro del comportamiento de nuestro país con respecto a la ciencia y la tecnología.

Espero que no les importe mucho a esta pareja genial que los «embeba» por aquí, si recalan en este puerto y no les gusta… les quitaremos. Pero que conste que se hace con el mayor cariño y para la difusión al universo mundo de su talento.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=P8qB3WR_vPQ&hl=es_ES&fs=1&]

Por último un recuerdo al desaparecido «Fary«, haciendo mía la filosofía de su «torito» aquí, o aquí: Que me dejen tranquilo, y no me provoquen.