Un día curioso…

Hoy encendieron el LHC y apagaron la tele analógica… ¡toda una efeméride!

Lo primero esperamos que nos dé multitud de noticias geniales para la física fundamental y un montón de cosas en las que pensar. Estaremos atentos.¿Veremos la unificación de las fuerzas por fin?

Lo segundo nos tendrá ajustando teles, videos, «sintozinadores» y demás gadgets durante horas. El que busque de qué discutir con la familia… ahí tiene un buen filón.

Página oficial del LHC

LHC en Wikipedia

Décima edición de «¿Por qué el cielo es azul?»

Acabamos de imprimir la décima edición de mi primer libro

¿Por qué el cielo es azul? La Ciencia para todos.


Lo primero gracias a todos los que habéis pasado un rato conmigo en cualquiera de las «formas comerciales» en las que me presento: como profe, escritor, conferenciante, payasete (digo, showman), prensa, radio o tele…  Gracias y espero que haya podido aportar algo bueno en lo científico y en lo humano.

Ese número tan redondo de ediciones me hace recordar los principios: una charla en una terraza con amigos, una idea, el atrevimiento de llevarla a cabo…

Los que tenemos treinta y pico (o más) hablamos con frecuencia de lo rápido que parece ahora pasar el tiempo comparado con cómo recordamos que pasaba cuando éramos más jóvenes.

Es cierto que me parece que todas esas cosas ocurrieron ayer… pero también es cierto que si pienso en todo lo que ha pasado durante estos siete años, parece casi una vida.

Dicen que son las cosas que haces y tu evolución interior lo que marca el transcurrir del tiempo psicológico. Bien, pues estos siete años han estado plagados de días.

Aunque es estupendo tener buenos recuerdos, más aún es generar felicidad en el presente, así que también me complace deciros que aún siento que hay cosas por hacer. Recordando a R. Bach: «Hay una manera de saber si tu misión en el mundo ha terminado: Si estás vivo, no ha terminado».

Inevitablemente esta actitud le lleva a uno a tropezar y a cometer fallos. De hecho, aún después de diez ediciones, seguimos dando algún retoque aquí y allá, e incluso corrigiendo imprecisiones o errores. Mis sinceras disculpas.

A pesar de todo seguiré intentando florecer y ayudar para que el mundo sea como nos gustaría que fuera, lo mejor que sepa.

Empezaré esta primavera «alumbrando» un nuevo libro… os dejo en el misterio los detalles hasta que se «encarne» en papel.

De momento, felices vacaciones y nos vemos a la vuelta en unos días.

Los profesores no valen una…

De vez en cuando aparece algún compañero que te quiere y aprecia tu trabajo y te dice algo así como: «Con lo que tú vales, no sé qué haces aquí».

Otro día aparece algún alumno que te quiere y aprecia tu trabajo y te dice algo así como: «Con lo que tú vales, no sé qué haces aquí».

Otro día, hablando de una alumna brillante, un compañero que la quiere y aprecia su trabajo dijo algo así como: «No debería quedarse sólo en maestra».

Y finalmente, hay ocasiones en las que tú mismo piensas por un momento algo así como: «No sé qué hago aquí».

Bueno, pues como estamos todos de acuerdo, creo que podemos enunciarlo claramente:

Ser profesor o maestro es un escalón intermedio para algo mejor, o un premio de consolación, o directamente un fracaso. Una forma de supervivencia para mentes débiles o malogradas, o quizá incluso, algo de lo que avergonzarse.

Supongo que tiene que ver con que nuestro trabajo es fácil…

O con que no tiene importancia por su poca influencia en la gente…

O porque lo que se nos confía (los hijos), no es algo de valor…

Si nos pusiéramos a diseñar la sociedad desde cero, yo diría que las personas que estuvieran a cargo de la educación deberían ser de lo mejorcito que se encontrara en sabiduría y calidad humana.

Pero supongo que no debe haber mucha más gente que piense así…

Supongo que la mayoría estarán de acuerdo con el título de la entrada. Lo más increíble es que seamos los mismos profesores y maestros los primeros que, en el fondo, pensamos que no valemos gran cosa.

¿De verdad no os parece que esta mujer está cambiando el mundo? Por favor, ¡qué sonrisas…!

Foto wikipedia: Clase en Bangalore (India)

«¿Quieres estar a la altura de tu pareja?» ¡Qué estrategia tan miserable!

En uno de esos teletiendas que hay a altas horas aparece un producto, del que no diré el nombre, que es simplemente una alzas de plástico por secciones.

El asunto es que en la publicidad dicen «¿Quiere estar a la altura de su pareja?».

Me parece una actitud miserable apelar a los problemas de autoestima, complejos y demás para hacer pasta. Supongo que es legal, pero es claramente inmoral.

En otro momento dicen algo así como «Funciona como unos tacones»… Ah, muy bien. Supongo que quieren decir: deformando los pies, produciendo dolores y problemas de salud. Porque eso es lo que ha hecho el uso prolongado de tacones altos a unas cuantas generaciones de mujeres.

¿Somos así de simples, así de tontos (permitidme)? ¿Una publicidad con argumentos tan «básicos» nos llega a convencer?

Veamos, estas campañas les cuestan un dineral, si además añadimos modelos o famosos, imagina… Compañeros, si no funcionara habrían dejado de hacerlo hace tiempo.

Estemos atentos y tratemos de despertar, nuestro subconsciente es más receptivo de lo que nos gusta admitir.

Voy a añadir una idea interesante, con una filosofía muy diferente, que podéis leer en el estupendo libro de Guillermo Fesser (Gomaespuma) A cien millas de Manhattan. O bien, ver el video de la serie con el mismo nombre que hace para 59 segundos. La idea es… correr descalzo.

Web de Gomaespuma, novedades

Estoy viendo La2 y han salido los Gomaespuma (Guillermo Fesser y Juan Luis Cano) diciendo que están subiendo todos los videos de lo que han ido haciendo en la tele en todos estos años…

¡A por ellos!

http://www.gomaespuma.com/

Para muchos es uno de los alimentos humorísticos que han compuesto nuestra dieta durante tanto tiempo y que ya forman parte de nuestra manera de pensar.

Si miráis más en detalle, podréis encontrar información sobre la Fundación Gomaespuma, porque también le echan una maneja al mundo desde ahí.

Y, ¿qué tiene que ver esto con la ciencia?, os preguntaréis.

Bueno, es tan sencillo como que ellos presentaron mi tercer libro El mundo de Max. La ciencia para todos (unas paginintas para el que aún no lo tenga).

Estuvieron simpatiquísimos, amabilísimos y nos partimos de risa. Además alguna que otra vez me pasearon por su programa, mostrando siempre un aprecio por mi trabajo y mi persona que se agredece mucho. Así que desde aquí un abrazo para ellos y que sigan dándole con ganas, que a nosotros nos encanta.

Como muestra… entrad aquí http://www.gomaespuma.com/Podcast y escuchar la carta a Papá Noel y la historia del calcetín…

«We don’t redistribute wealth. We earn it»

A veces mis alumnos me preguntan: «¿Para qué vale esto?».

Estas cosas de la ciencia parecen raras y poco útiles. Vale, de acuerdo.

¿Qué me dices de un tío corriendo dando vueltas a una manzana? Desplazamiento cero y acabas cansado… ¿no es más raro que lo mío?

En este caso todo el mundo entiende que está ejercitando sus músculos, su cuerpo, y que eso le mantiene sano.

Pues esa es la respuesta señores, como mínimo, estudiar algo de ciencia ejercita el pensamiento ordenado, el pensamiento crítico, el sentido común… y mantiene nuestra cabeza en forma.

¿Por qué salgo ahora con esto?

Observo que con frecuencia lo que aparece como maldad suele ser pura ignorancia o estar bien aderezado con ella.

El caso del que quiero hablaros es, a mi entender, simplemente ignorancia.

Ayer, con motivo de la votación del asunto de la sanidad en Estados Unidos (enhorabuena!), entre los manifestantes en contra aparece una pancarta que dice:

«We don’t redistribute wealth. We earn it»

(«Nosotros no repartimos riqueza. Nos la ganamos»)

Nacer en el mundo occidental y probablemente en una familia de clase media no se me antoja mérito personal alguno.

Trabajar «mucho» es lo que hacen millones de personas en el mundo. Desde los más «altos» ejecutivos hasta los que tienen que recorrer diez kilómetros diarios para encontrar agua potable. Por lo tanto tampoco me parece un mérito a distinguir.

Y para los que reclamen la «herencia» de su país o su familia, deberían asumir la herencia completa. Eso incluye siglos de explotación y saqueo de las riquezas de otras gentes y otros pueblos.

La redistribución de la riqueza es una cuestión de justicia y sentido común… se puede llegar a esa conclusión sin necesidad ni siquiera de la moral.

Otra cuestión es que elijamos el camino del egoísmo y vayamos directamente a por nuestro aparente beneficio a corto plazo… pero de eso hablamos otro día.

Aprovecho para comentaros que hoy es el Día mundial del agua

Y, una vez más, os animo a que «mantengáis vuestra mirada en las estrellas y vuestros pies en la tierra», os pongáis manos a la obra. Os recomiendo una vez más este texto:

LOS OTROS Y TÚ

Experimento. Pompas de jabón sobre CO2

Volvemos con un experimento… que sabemos que os gustan

En el vídeo que os pongo lo hacen en una pecera, pero podéis cortar la parte superior de una botella de refresco de dos litros y también sale.

Echáis dentro vinagre y bicarbonato, como ya sabréis se produce una reacción química con un bonito burbujeo de CO2.

El CO2 es más denso que el aire, como ya hablamos, y quedará dentro del recipiente, como si fuera un líquido.

Ahora si echáis pompas sobre el CO2 flotarán.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=eIAVfCI7i9M&hl=es_ES&fs=1&]

La explicación, fácil.

Por un lado el CO2 se mantiene en gran parte dentro de la botella porque es un fluido más denso que el aire.

Por otro lado, las pompas flotan porque están sobre un fluido más denso que ellas, siguiendo el principio de Arquímedes, como un barquito cualquiera.

Lo hicimos en Coria y en Burgos y gustó bastante… además podéis luego hacer el gran final volcando la botella para que «caiga» el gas y apague una vela.

Este experimento es muy recomendable para hablar del CO2 porque el hecho de que presente una «resistencia mecánica», que «empuje» a las pompas, hace pensar mucho más en algo «real y tangible» que si sólo hacemos lo de apagar la vela.

Creo que es tradicional hacerlo usando hielo seco (CO2 congelado) como en el vídeo siguiente, pero me gusta más si se puede hacer con cosas que hay en la cocina.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Tr72CHwpdH4&hl=es_ES&fs=1&]

De vuelta de Burgos

Ya he vuelto de Burgos, y he de decir que me lo he pasado estupendamente.

El lunes, en el precioso Teatro Principal de Burgos, acto inagural. Muy bien aderezado con el guión, las presentadoras, unos clips… y al final, unos experimentos, una reflexiones y unas risas a mi cargo.

Después cena con Manolo y Chema, los organizadores del Salón, estupenda comida, compañía y conversación.

El martes, ciento ochenta alumnos en la capilla del colegio Sagrado Corazón… una gente simpatiquísima, más experimentos, más risas. Un gustazo.

En fin, mi agradecimiento a todos los que estos días han contribuido a que sea más feliz, espero haber producido un efecto similar en ellos.

No quiero despedirme sin mencionar a Àngel Vallecillo.

Es el director de Mar de Nadie. Una película documenta estupenda, hecha junto con Rafa Herrero, de la que se proyectó un capítulo en la inaguración. Me gustó mucho, así que me quedé un poco más para poder verla entera, con la suerte de poder hacerlo junto al director y a su encantadora pareja, Gisela. Vosotros también podéis verla en esta dirección.

Me ha gustado mucho especialmente el capítulo Akúside que os recomiendo. Increíble la preciosa música de Peer Gynt.

Si complacer a otros fuera posible…

Casi todos los días recuerdo este pensamiento cuyo aprendizaje suele pagarse con lágrimas.

Si complacer a otros fuera posible, sería una opción a considerar.

Me parece (y me complace) ver cómo sabios de épocas y campos muy diversos llegan a conclusiones parecidas.

Este pensamiento que quería compartir con vosotros (podríamos parafrasearlo así: El camino para ser feliz pasa por obrar como a uno le dicte la conciencia, independientemente de la opinión del mundo) ha sido la conclusión a la que se ha llegado desde caminos tan aparentemente alejados como: tradiciones espirituales milenarias, la expresión artística, la psicología, el sentido común… o la experiencia vital.

En nuestro caso, desde la ciencia y la racionalidad, no es difícil pensar en las relaciones entre nuestros actos, las reacciones de otros, sus emociones y las nuestras como un sistema caótico: Pequeñas variaciones conducen a futuros muy distintos (efecto mariposa), por lo que nuestra capacidad de predicción (horizonte predictivo) es muy limitada.

Así que nos toca despertar del sueño «infantil» en el que es posible componer un discurso o planear actos de manera que no haya ambigüedad posible y todos queden complacidos.

En los casos más extremos podemos recordar a tantas personas pacíficas que han muerto de forma violenta, incluso a manos de aquellos a quienes ayudaban.

Sólo nos queda cantar nuestra canción y exhalar nuestro perfume, complaciéndonos en el acto puro y renunciando a buscar nuestra recompensa en el fruto de la acción. Como premio extra atraeremos la compañía de aquellos que disfrutarán con la nuestra y se alejarán aquellos a los que no les guste nuestra música ni a nosotros su aroma.

Imagen: Conjunto de Julia (wikipedia)

IV Salón del libro infantil y Juvenil. Todos a Burgos!

¡Nos vamos a Burgos!

Otro año, invitados por el estupendo Manuel Iglesias de Sintagma Servicios Editoriales y Educativos, vamos a participar en este estupendo Salón.

Haremos un show de experimentos para chicos de secundaria en un cole y me han pedido también que diga un par de cosillas y monte un poco de lío en la gala inagural, ya que este año el Salón está dedicado a la ciencia.

Aparte de invitaros a la gala, lo mejor es que os animéis a participar en este genial proyecto que tiene repartidas actividades, exposiciones y eventos por toda la ciudad. No me digáis que entre el 15 y el 30 de Marzo no encontraréis un huequito…

Desde un blog de ciencia sólo podemos alegrarnos de que se potencie el enlace entre ciencia y cultura, a través de los libros y además para los más jóvenes. Esto sí que es invertir en el futuro.

Aprovechamos para mandar un saludo a los que en estos mismos días han estado trabajando duro para este objetivo en el Congreso sobre la Comunicación Social de la Ciencia

Y acabo diciendo que no deberíais perderos la preciosidad que es Burgos en primavera, algo desconocido para los que sólo lo cruzamos camino del norte en los meses de verano. Una razón más para que os dejéis caer por allí.