¿Cómo recordar el PIN?

En un libro de curiosidades científicas llamado ¿Por qué la araña no se queda pegada a la tela? leo un truco para recordar un PIN (esas contraseñas típicamente de cuatro números para la tarjeta, el móvil y demás)

Ahí va el truco, creo que con un ejemplo se verá más claro.

Tomemos este PIN 3454

Ahora elegimos cuatro palabras de forma que cada una tenga el número de letras correspondiente a su posición, la primera palabra tres letras, la segunda cuatro, la tercera cinco y la cuarta cuatro.

Tía Pepa Baila Bien

Supongo que podemos ignorar los artículos para hacerlo más bonito

la Tía Pepa Baila Bien

O usar una negación si tenemos que incluir un cero.

Me gustó.

Para vuestra privacidad diremos que estas reglas mnemotécnicas funcionan mejor si incluyen bromas, o algo que aluda a nuestro cerebro primitivo…

Un recuerdo a un profesor genial que espero siga iluminando mentes, Fernando Alba. Citando una conocida novela: muchas cosas buenas y sabias aprendí de él.

Las espaldas de los escolares…

El otro día cogí la mochila de un alumno mío para echarle una mano… ¡Madre mía, como pesaba!

Cuando vio la cara que puse y lo hablamos, me dijo que a la mayoría de ellos les dolía la espalda con cierta frecuencia.

Este asunto de los libros de texto es algo que no acabamos de solucionar, aunque cada vez las excusas tecnológicas son menores: libros electrónicos, ultraportátiles…

Supongo que a los problemas particulares se les asocia el de siempre: la pasta. Hay bastantes intereses en este tema, el volumen de negocio no es nada despreciable.

Este post lo suscita una solución low tech muy chula que he leído en el blog Instructables. Básicamente consiste en separar los libros en cuadernillos y juntar los de varias asignaturas, para llevar sólo un «libro» con lo que estés dando en ese momento en todas las materias.

Nieves Concostrina mola mucho

No me ha quedado muy literario… pero es así.

Estás en el coche haciendo zapping radiofónico y al poner Radio 5 … te la encuentras!

Su voz inconfundible contando alguna de esas cosas sorprendentes de la Historia, con ese estilo propio tan bueno… divertido e interesante: Divulgación en estado puro!

Consigue dejarte con una sonrisa por un buen rato. No me digáis que no es de agradecer.

Creo que hay que aprender de los mejores, siempre que se pueda, y Nieves Concostrina es una comunicadora fantástica. Aunque si os va más el rollo masoca podéis limitaros a «aprender de vuestros errores»…

Esta es su web http://www.nievesconcostrina.es. Ahí podéis ver que firmará en la Feria de Madrid sus libros, por si os queréis acercar.

Y esta, una historia suya muy conocida: las momias chillonas de Chachapoyas,  no os la perdáis!

http://www.nievesconcostrina.es/uploads/radio/09-04-06Chachapoyas(1).mp3

Librería “Aquí la Ciencia”. Nuevo local!

A las estupendas Laura y Gara se les ha quedado pequeño el espacio para la cantidad de ideas que bullen en sus cabezas, así que… se mudan a un local más grande, muy cerquita de donde estaban.

Os esperan en C/ Vallehermoso, 11 (entrada por Emilio Carrere)

Además hacen una fiesta para inagurar su «nueva casa»

el día 2 de Junio a las 20:30

Aquí tenéis un mapa de su nueva ubicación en este enlace a su web

«¿Cómo le explico esto a un extraterrestre?»

Actualización: Aquí puedes consultar las primeras páginas

¿Cómo le explico esto a un extraterrestre? PRIMERAS PÁGINAS

¡Por fiiiiinnnn!

Ya le tenemos entre nosotros!

Aquí les presento a

Armados con el sentido común y con mucha guasa analizamos ese montón de cosas que hacemos y que tanto nos cuesta explicárselo a un niño, o nos costaría explicárselo a un extraterrestre: ¿Por qué le ponemos pijama al peluche que va en pelotas todo el día? ¿Por qué no hay estrellas verdes? ¿Cómo es posible que dos personas hagan el mismo descubrimiento a la vez? ¿Por qué el teléfono para anular la tarjeta de crédito en caso de pérdida está escrito precisamente en la tarjeta de crédito?

Unas tienen una respuesta puramente científica, otras tienen que ver con nuestra particular cultura y algunas… con que estamos como cabras.

Así que no solo veremos «curiosidades científicas», también hablaremos de cómo está el mundo, de psicología e incluso nos aventuraremos un poco más allá… en el terreno de las grandes preguntas:  ¿qué es la belleza?, ¿qué nos define como personas?, etc. Siempre pensando en los hechos  y siempre usando el sentido común, esto es… científicamente.

Para mí este libro surge de la necesidad de tener un pensamiento integrado, de poder abordar las distintas facetas de mi vida con el mismo sentido común y la misma mirada. No tener que ser científico en el laboratorio, seguir la «sabiduría popular» en mi día a día, o mi cultura cuando estoy en sociedad… ¿Es que no hay una manera de integrar todo eso? Yo creo que sí… ya me contaréis qué opináis.

Además de las setenta y cinco cuestiones, hay un chiste alusivo en cada una… aunque son míos, creo que los hay buenos y todo!

De nuevo con mi editorial de siempre, Páginas de Espuma, y de nuevo con los fantásticos dibujos de Santiago Verdugo. Y, cómo no, con el trabajazo de la editorial al completo, un abrazo para todos, especialmente a los que más se han tenido que pegar con el manuscrito y los dibujos, Paul y Cuqui.

Como mis libros anteriores es fácil de empezar por cualquier sitio, fácil de interrumpir la lectura, fácil de retomar. El trato es que paséis un buen rato mientras veis otras formas de mirar al mundo a las que estamos más acostumbrados.

No dejen de comprarlo, regalarlo… me los quitan de las maaaaanoooos!!

Los tendremos a montones en la Feria del Libro de Madrid y estarán llegando por momentos a las «mejores librerías»… y si no, pedidlo, hombre… no seáis así.

Bromas aparte, echadle un vistazo y si os gusta, estaré encantado de compartir con vosotros esas perlas de sabiduría que llegaron hasta mí.

Aquí os dejo la contraportada también, donde aparece uno de esos chistes que os decía y podéis ver un poco más de información sobre el libro.

It’s aliiiiiive!

Unos investigadores han sintetizado el genoma de una bacteria, después lo han introducido en otra bacteria, reemplazando el original.

Es la primera vez (que sepamos) que se consigue que un genoma sintético sea capaz de poner en marcha otra célula.

Os recomiendo leer el artículo explicativo del  estupendo blog Ciencia Kanija

La verdad es que todas las implicaciones éticas y filosóficas dan un poco de miedo, pero también es cierto que esto puede abrir caminos que mejoren nuestras vidas. El futuro será interesante.

¿Cómo no pensar en Frankenstein? Aquí os dejó al genial Gene Wilder en la película «El jovencito Frankestein».

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=bPmVhyHBRAM&hl=es_ES&fs=1&]

Feria del libro de Madrid 2010

Ya llegó otra vez la Feria

Para mí es un tiempo muy feliz, tengo ocasión de pasar mucho tiempo con mis editores, libreros, conozco a otros escritores y, sobre todo, tengo la oportunidad de hablar con mucho lectores. Un plus es que esta «visibilidad» de mi trabajo me acerca a antiguos compañeros, alumnos, amigos de otros tiempos o que nos vemos poco.

Me sigue sorprendiendo mucho y me siento muy halagado cuando la gente dedica un tiempo a leer o escuchar lo que uno hace. Y la bomba es cuando me encuentro con gente que «me sigue», que va haciéndose con mis libros según van saliendo, en fin… No sé si en el futuro me volveré imbécil, pero de momento me hace mucha ilusión.

Dejadme que aproveche también para daros las gracias a todos por la consideración profesional y el cariño personal; y pediros disculpas por los errores que uno cometa.

Aunque puedan añadirse algunos otros días en otras casetas, estaré de momento en la caseta de mi editorial (107) Páginas de Espuma en estos días y horarios.

Domingo 30 de mayo. Mañana

Actualización: También estaré el Sábado 29. Tarde

Jueves 3 de junio (festivo). Mañana y tarde

Sábado 5 de junio. Mañana y tarde.

Sábado 5 a las 13:00 PRESENTACIÓN DEL NUEVO LIBRO!!

Si hubiese cambios os voy informando por aquí

El día 5 a las 13:00 haremos el acto de «Presentación oficial» en la misma feria de mi nuevo libro… que está ya imprimiéndose. En unos días, en cuanto lo tenga en la mano, haré una entrada especial para contaros detalles.

Ya que estamos de saludos, me gustaría mandar un abrazo a la gente que me lee y sigue el blog desde otros lugares del mundo, a los que también me encantaría poder saludar en persona. Hace unos años tuve la ocasión de estar en El Cairo y fue estupendo, espero que la vida me conduzca aquí y allá  y nos vayamos viendo. Especial mención a Latinoamérica donde cada vez mandamos más libros… este año han salido miles para Chile.

Resumiendo. Gracias a todos.

La guerra de dos mundos. Entrada participante en el VII Carnaval de la Física

Este es el título del libro de Sergio L. Palacios en el que enseña Física usando como medio las historias y los personajes de la Ciencia Ficción.



El libro cumple ya su segundo añito y aprovechamos la reflexión del autor como excusa para que, si os gustan ambos temas (la física y la ciencia ficción), le echéis un ojillo.

Como ya hemos dicho alguna vez, siempre le tenéis muy a mano y muy dispuesto a comunicarse con todo el mundo en su muy original blog, como originales son sus clases en la universidad.

En mi opinión para divulgar, para enseñar, hay que bajar un escalón y tender la mano, ir donde está el que te necesita, mandar a tu hijo primogénito al mundo… Desde el púlpito, investido de honores y togado es difícil no causar rechazo o sentimiento de inferioridad, al menos.

Nuestro gurú de guardia en estos temas resuelve esto perfectamente. No nos restriega su saber por las narices, mientras nos tiene entretenidos con la visión de rayos X de Supermán nos habla de la física de más altos vuelos. Eso es un divulgador remangado y currándose su trabajo.

Le mandamos un saludo y que nunca nos falten los pioneros.

Ser un outsider

Empecemos por la estadística.

Ocurre con cierta frecuencia que al tomar datos, aparece algún «punto despistado» fuera de lo que parece ser el comportamiento principal. A esto se le llama outlier.

Una práctica matemáticamente correcta es (bajo ciertas condiciones)… cargárselo y mirar para otro lado. Porque se entiende que ese valor es un error en la medida,  o bien «estadísticamente despreciable» y su inclusión en los cálculos provocaría desviaciones que no representarían bien a la población, o no aproximarían bien lo que se quiere medir.

Por ejemplo, si calculamos el patrimonio medio en un barrio de currantes como el mío no podemos incluir al vecino que le acabe de tocar la primitiva, falseará el resultado.

Desde luego esto de cargarse a los outliers es más que peligroso, porque podemos estar ocultando el verdadero comportamiento de la naturaleza, dejando simplemente los tres o cuatro puntos que nos dicen justo lo que queremos oír.

Los que leáis esto supongo que con frecuencia os sentiréis así, outliers. Para personas se ha popularizado el término outsider.

El otro día mis alumnos me echaban en cara que les dijera que un compañero del Museo de la Ciencia era un outsider, para ellos es como si me estuviera metiendo con él.

El tipo es un experto en varios temas no muy comunes. Hace mucho bien con la información de calidad que aporta… pero es un outsider, qué se le va a hacer.

Aunque hay quien lleva muy a gala ser un outsider (o directamente un friki) y lo usa como marca o algo de lo que estar orgulloso, para mí, debería ser algo más neutro: No coincides con la corriente principal que hay en tu entorno, pues muy bien.

Por otra parte también hay que considerar que en un planeta en el que nos vamos acercando a los 7 000 millones, ser raro es cada vez más difícil. Seguro que habrá miles de personas que se parezcan bastante a cada uno de nosotros, pero eso no quiere decir que estemos dentro de la corriente principal de nuestro entorno.

«Poco común» no es ni malo ni bueno, es simplemente poco común.

Y, bueno, confesaré sin vergüenza ni orgullo, que yo mismo también me siento un poco outsider con frecuencia.

Foto: Wikipedia

A propósito de Henry…y de ti

En estos días estamos hablando en clase de inteligencia artificial.

Cuando les digo a mis alumnos que aún no existe tal cosa, me preguntan que para qué lo estudiamos. Les digo que eso nos hace pensar en «qué es la conciencia» y «qué eres tú«.

A menudo se dice que puedes perder tus posesiones o tu dinero, pero que no pueden arrebatarte lo que has aprendido. Y con frecuencia también se usa este argumento para estimular el gusto por el estudio en los alumnos.

Pero ya sabemos que accidentes o enfermedades como el Alzheimer nos pueden arrebatar la memoria, algo que no sólo atesoramos, sino con lo que solemos definir nuestro «yo».

¿Qué queda de nosotros sin nuestra memoria?

En casos de Alzheimer hay quien haciendo gala de una gran fortaleza y un tremendo amor es capaz de ser consuelo para esos enfermos y encuentra una respuesta de amor en ellos, como a otros les sucede con los discapacitados psíquicos.

En la película «A propósito de Henry», Harrisond Ford sufre un accidente y pierde la memoria. Durante la película va «conociéndose», (conociendo la vida que había llevado) y no le gusta lo que ve, ni lo siente como suyo. Decide comenzar un camino en el que se «reinventa» a sí mismo eligiendo ser como quiere ser, dejando atrás el pasado.

Dos cuestiones a considerar:

1. ¿Somos entonces algo más que nuestra memoria? ¿Es justo eso lo que somos?

2. ¿Podemos hacer el ejercicio de renunciar a nuestro pasado (bueno o malo) para poder elegir el presente y futuro que deseamos? ¿O somos esclavos de nuestros errores y, no te olvides, también de nuestros aciertos?

Foto: El caminante sobre el mar de bruma de Caspar David Friedrich (Wikipedia)