Feria del libro de Guadalajara (México)

Este año, gracias al enorme trabajo y los desvelos de mucha gente, he estado en uno de los más importantes eventos alrededor del libro de todo el mundo. Especialmente agradezco a Ainhoa sus gestiones y preocupación.

Fue un viaje relámpago saliendo el 4 de diciembre a medianoche y llegando de vuelta el 9 a las 6:30 de la madrugada… échale como 15 horas entre vuelos y empalmes para ir y otras tantas para volver y verás qué risa…

En ese poquito tiempo hubo hueco para muchas bellas experiencias.

Nada más llegar me llevaron a la Preparatoria 7, el equivalente a un instituto de España (vaya recibimiento para un profe!!). La verdad es que fueron espectacularmente cariñosos, tanto compañeros profesores, como los chavales. Un abrazo para Carlos, Fede, Mary y todos los de por allí.

IMG_0976

Aquí me veis con Carlos

IMG_0969

Esta me encanta… un porrón de chavales jóvenes, sonriendo mientras les hablan de ciencia. ES POSIBLE.

Después de un rato de ciencia, estuvimos hablando también de mil cosas, de cómo se sienten ellos, de la Vida… Fueron encantadores, se acercaron después a saludar, a por autógrafos… a hacerse mil fotos. En fin, un baño de cariño y aprecio por el trabajo de uno. Fenomenal…

Hice también, dentro de la parte infantil de la FIL, un par de espectáculos de experimentos para niños que también tuvieron mucho éxito, llenísimos de muchachitos que hacían Ohhh… de padres sonrientes… en fin, lo de siempre (gracias a dios) je, je.

Aquí veis liándola… como siempre.

Soy el de poco pelo que no para de dedicar libros a peques sonrientes… ays.

Finalmente, como hay que comer, pude compartir ratos muy divertidos con amigos de hace muchos años y con nuevos que conocí por allí.

Inolvidable.

Me quedo sin contar una estupenda novedad… en cuanto se concrete, os cuento!!

Gracias a todos los que me quisisteis por allí, no hay nada más importante que el cariño. El mundo es solamente una excusa para querernos.

Experimento: Coladores y fuego, la lámpara de Davy

Queridos, para despedir el año os dejo con uno de los experimentos de mi último libro Experimentos para entender el mundo… que, ni que decir tiene, sería un fantástico regalo navideño…

Como involucra fuego y necesitáis colaboradores… buscad adultos responsables, y como no los encontraréis, tirad de vuestros padres.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=7Ul6CNb57sw&w=560&h=315]

 

Técnicos de «letras»

Aviso: Esto no es un post contra la gente de letras, es un post contra un tipo de personas concreto que cumple las características de ahí abajo, a los que denomino «Técnicos de letras». No se sientan aludidos quienes no cumplan las características… y viceversa.

Hoy revelamos un tipo de imbécil más, el «Técnico de letras».

Fuente (wikipedia)

-Es una persona (la foto es metafórica… casi siempre)

A partir de aquí, todo es cuesta abajo.

– No sabe nada de matemáticas, en general.

– Ni puta idea de estadística, en particular.

– Nada de nada de cómo tomar medidas, errores, etc.

– Ni zorra de lógica, es falaz en sus argumentos.

Y sobre sus actitudes…

– Pretende la exactitud de lo que hace.

– Pretende también poner todo patas arriba según los «resultados» miserables y erróneos de sus «técnicas».

Pero, claro…

– Le respalda un puesto de mando en alguna jerarquía

ASCAZO…

Mola porque tiene lo mejor de cada casa en el tópico ciencias/letras.

No tiene ni puta idea de ciencia, pero pretende estar aplicándola y en eso es un cabeza cuadrada… es chupi.

La forma no violenta de acabar con este tipo de persona es, cómo no, la educación. Y, en particular, la educación científica.

En ciencia no vale todo, ni siquiera vale todo lo que se fundamente con un buen razonamiento, ni con citas de autores de prestigio, ni leches en vinagre.

Aquí vale el experimento, ese es el criterio de certeza y por la prueba experimental hay que pasar sí o sí.

¿Qué me dices? ¿Que has hecho un pastel muy rico? PUES TE LO COMES.

¿Qué me dices? ¿Que con ese coche puede viajar 100 km sin repostar? No, no me lo expliques. MÓNTATE TÚ.

¿Qué me dices? ¿Que ese material es muy bueno para construir un techo? PUES TE METES DEBAJO.

Así, queridos, nos quitamos un montón de tonterías (y sus autores) de encima.

Porque cuando mides mal, cuando calculas mal, cuando no tienes en cuenta factores, o llegas a conclusiones falsas (porque no sabes, o no quieres razonar)… resulta que comes mierda, te pegas un leñazo o se te cae el techo encima.

Así que te espabilas, dejas de decir idioteces y escuchas a quien sabe más… o incluso te mueres.

Pero en los mundos «de letras», pasa que esta panda se pone a bailar con numeritos usándolos sin tener ni idea, llega a conclusiones falsas y toma decisiones estúpidas… pero claro, como no hay experimento que valide, pues tienen razón cuando funciona y cuando no funciona, también.

En particular, en educación, ¿cómo sabremos cuántas vidas de chavales habéis hecho más miserables y menos libres por vuestras estupideces? No os preocupéis, que ni siquiera ellos lo sabrán. Ellos pensarán que es culpa suya. Como los pobres… sí, esos que no emprenden… ya sabéis.

ASCAZO.

Por esto seguiremos enseñando ciencia y matemáticas, en las clases y en la calle.

La ciencia os hace más libres y no saber ciencia más esclavos. Punto. Ahora vosotros sabéis.

Escribir es contarse

Escribir es, inevitablemente, contarse.

En lo dicho, en la elipsis, en lo torpemente ocultado, en lo deliberadamente evitado, en lo vanamente pretendido, en lo inútilmente negado, en lo inconscientemente revelado, en lo anhelado… y en lo olvidado.

Escribir es contarse… porque vivir es contarse… Qué otra cosa podría ser?

Con un saludo a Andrés Neuman (@andresneuman) y sus Barbarismos