Información, desinformación… qué más da, si no te enteras

La primera vez que alguien ve unas torres de refrigeración de una central o una industria se horroriza, sale un humazo que flipas.

Doel nuclear power plant

Y empiezas: Cuánta contaminación, qué horror, no hay derecho…

No sabemos y la cagamos, nos falta información.

Esas nubes son vapor de agua, esa torre está pensada para esa parte de los procesos industriales en los que hay que desprenderse de calor. Su eficiencia y ventajas estructurales se cuentan sencillamente aquí .

¿Que mejor manera que informar para paliar la ignorancia?

Quizá por eso en la Solvay de Torrelavega en Cantabria nos encontramos con esto, de la página de Patrimonio Industrial

Vale, todo chupi.

Pero también hay otra «chimenea», en la que no hay ningún letrero…

Por allí salen otras cosas que no son vapor de agua.

¿Qué pasaría si se etiquetase lo que por allí se echa? ¿Cundiría la alarma?

Ya sabéis la grimilla que nos dan los nombres «químicos», imagina que en las torres de refrigeración hubiéramos puesto óxido de dihidrógeno.

¿Estaría justificada la alarma? ¿Son sustancias inocuas? ¿Están en niveles admisibles?

¿Adonde quiero ir a parar?

Pues a lo peligrosa que es la desinformación y la información parcial… incluso la información detallada si no tienes la capacidad de procesarla.