Lo Mejor Que Te Puede Pasar (DOBLE!!) 12 y 19 abril 2017

Buenas, os dejo con dos intervenciones, la del miércoles 12-04-2017, con cinco consejos para los que se consideren «tecnolerdos» ( a partir de 1h 15 min 20s)

 

Y la segunda la de el miércoles 19-04-2017 donde hablamos de cómo podemos multiplicar nuestra fuerza, apelando a la conservación de la energía

Pseudociencias, víctimas y verdugos

Hace poco ha muerto una niña no vacunada en el primer mundo, una vez más.

Aquí hay una víctima clara, la niña, pero, los padres, ¿qué son?

Os traigo esto porque es habitual que en la lucha contra la pseudociencia y la ignorancia, se hable de perseguir a los timadores y defender (y no ofender) a las víctimas. Suena precioso, el problema es que no hay una frontera clara.

¿Qué son los padres de esa niña? Sin duda fueron engañados por alguien que les contó lo estupendo que era no vacunarse y, por lo tanto, son víctimas. Pero respecto de esa pobre niña, han sido los que, por negligencia en su obligación de cuidar, la han puesto en riesgo de muerte y de hecho eso ha sucedido. ¿Qué debe hacer la sociedad civil con esto? ¿Nada? ¿Ya han sufrido bastante? ¿No tienen las penas también una función desalentadora para quien pueda verse en ocasión de cometer el mismo acto?

Entonces, ¿perseguimos al que les aconsejó a los padres?

Y… ¿si resulta ser otro padre que, en su mejor voluntad y en su peor ignorancia, aplica el mismo principio con sus hijos? ¿No es él una víctima también?

¿No habéis oído noticias sobre defensoras del parto en casa que han muerto… pariendo en casa? ¿O sobre conocidos antivacunas que han visto morir a un hijo?

Aunque hay claros timadores y mangantes contra los que no hay ninguna duda acerca de aplicar todo el peso de la ley, en este mundillo hay también un gran número de usuarios que se convierten en «evangelizadores» de aquello que les parece bueno, transformándose en propagadores y verdugos de otros.

¿Qué hacemos?

¿Incrementamos el sufrimiento de los padres que acaban de enterrar a un hijo?

¿Qué mensaje mandamos si no hacemos nada?

Qué pocas preguntas he respondido y cuántas he añadido… pero mi intención era solamente remarcar que no es tan fácil

Al final el espíritu crítico resulta que era conocimiento experto

Andaba con este post pendiente y mientras tanto han salido dos post muy interesantes, uno de Iñako sobre la creatividad y la memoria y este otro sobre la enseñanza del espíritu crítico en el colegio traducido y redactado por César.

En ambos casos se discute sobre unas supuestas habilidades «abstractas», más allá de contenidos concretos, que es bueno adquirir o enseñar.

Yo ando también en el lado discrepante.

Y no es nuevo, ya os hablaba de esto en mi charla de Naukas de hace un par de años (aquí os la dejo para el que la quiera ver).

Escuchar algo, dudar de su veracidad, cotejarlo con tus conocimientos no es espíritu crítico, es conocimiento experto.

Escuchar algo, dudar de su veracidad, ir al blog de Francis a ver si es verdad, no es espíritu crítico, es argumento de autoridad + conocimiento experto.

Como capacidades abstractas se me ocurren pocas más que (aunque no desdeñables en absoluto):

  • Lógica formal (silogismos, falacias lógicas, etc.)
  • Conocimientos matemáticos (que puedan detectar estadísticas mal hechas, etc.)

Aunque esto también es conocimiento experto (sobre todo un buen nivel de matemáticas) sí es algo más formal.

Por lo tanto, y para dificultar más movernos por este mundo, no es «lo formal» lo que me hará saber si algo es cierto o no, sino mis conocimientos (propios o delegados) sobre el campo en cuestión. Si una mentira me la «redactan» correctamente… me la tragaré, si soy lego.

Por eso concluimos como empezamos.

No era espíritu crítico, era conocimiento experto.

Sí, lo sé, ni bonito, ni agradable. Pero aquí decimos lo que creemos cierto, no lo que alguien quiera oír.

Lo Mejor Que Te Puede Pasar 29-03-2017

Hoy hablamos de la presión atmosférica y de ebullición… lo que me lleva a paellitas en Valencia (ays), y una ligera mención del principio de funcionamiento de la olla a presión.

Ya me llamaron la atención por tuiter sobre que no se dice «ebullir» sino «bullir». Prometo enmendarme!!